Viva La Pepa

2 agosto, 2016

En Córdoba hay un restaurante que se llama La Pepa y funciona en una hermosa casona, patrimonio cultural, del barrio Alta Córdoba.

Allí Junior Androver y su compañera Patricia Bertolotto manejan hace poco más de un año este salón de cocina que podría ser uno del montón, pero no lo es, sencillamente porque el montón no haría jamás lo que La Pepa ofrece los días sábados al mediodía. Un plato al cual el comensal le pone el precio, paga lo que quiere, deja a conciencia y se va a su vida nuevamente.

Hace un año que la gente, en este restaurante vegetariano que fusiona sabores del mundo, deja el dinero en un jarrón y se marcha.

Junior dice que ellos no inventaron nada, que esto les sucedió en un café de Berlín cuando al pedir la cuenta el mozo se les acercó y les dijo “lo que ustedes quieran , pónganle el precio que quieran”

Les nació poner el doble y automáticamente supieron que el día que tengan un sitio implementarían algo de esta concepción.

Se produce un voto enorme de confianza en épocas donde el dinero maneja los hilos de las voluntades y las actitudes. La respuesta es muy fuerte porque es un apoyo a seguir confiando, a renovar ese voto, a fortalecer la confianza.

El sitio es parte de un centro cultural donde existe una galería de arte y una sala con escenario.

Arrancaron con la idea, intentaron, arriesgaron y nunca dejaron de hacerlo. Son la voluntad y la conciencia quienes gatillan.

Los sábados al mediodía reciben cerca de 50 comensales, el plato tiene una entrada, un principal y un postre.

Siempre hacen comida de diferentes partes del mundo. Los almuerzos invitan a viajar por la cocina de un par de regiones del planeta con una concepción cero lucrativa.

No hace falta hacer todo por guita, no hace falta justificarlo todo en su nombre.

Nico Visne

fotos: FB La Pepa

http://www.lapepa.com.ar/

Twitter Facebook Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*