Noemia, el corazón del vino

31 julio, 2014

Suecia, Vietnam, Estados Unidos, Uruguay, Inglaterra, Ucrania, Singapur, Perú, Nueva Zelanda, México, India, Hong Kong, Filipinas, Ecuador, Dinamarca, Costa Rica, Corea, Colombia, Brasil, Australia, Alemania, Canadá, Argentina.

Si estaríamos jugando al TEG la condesa Noemí Marone Cinzano (productora de vinos) y Hans Vinding-Diers (enólogo), ambos propietarios de Bodega Noemía, serian dueños del mundo. Pero como hacen un excelente Malbec y juegan a superarse todo el tiempo, la lista que da el puntapié a esta nota, enumera apenas los sitios de este planeta, donde los vinos de Noemía se pueden probar.

noemia 2

La bodega Noemía esta en una zona privilegiada del Valle de Río Negro. Antes que la Mendoza de principios de siglo XX con sus tentáculos capture parte del destino y el azar de esta tierra, Rio Negro se perfilaba como la niña bonita de las zonas vitivinícolas, luego la marquesina y el volumen se fueron para otro lado a la velocidad en la que se termina un truco de magia y Rio Negro quedo condenada a que todo le cueste el triple de esfuerzo.

La tierra y el clima en el valle rionegrino son una bendición. Independientemente de que Noemía utiliza viñedos del 30 post filoxera y toda su cosecha es manual y sus uvas son metódicamente seleccionadas, el suelo está bendecido.

El concepto de Noemía produce solamente Malbec. En 3 Líneas. Alisa, J Alberto y Noemía. Sus vinos son de alta gama y sus precios no son popularmente accesibles.

Concentrados, frutados, impecables desde donde se los analice.
Quienes se acerquen a la magia de Noemía, entenderán el concepto de su enólogo Hans Vinding-Diers, y los vinos biodinámicos, filosofía y método que conoció, según cuenta Hans, a través de su primo, un exitoso enólogo europeo.

Amante del valle de Rio Negro, considera que los suelos y el entorno son un paso adelante a la hora de pensar en lo orgánico del método.

Viñedos sanos, fuertes, balanceados y concentrados. En Noemía realizan su propio compost, material que les ha dado varias satisfacciones.

Respetuosos de la tierra han logrado capitalizar las virtudes del microclima, los ríos y por ende el riego. Factor clave a la hora de pensar estos días.

German Masera, enólogo residente de Noemía , ha dicho mas de una vez que los vinos que allí se producen, son potentes, complejos y elegantes.

Noemía exporta cerca del 70 % de su producción. Los días en los que el vino se embotella se elijen a través del calendario y las lunas. La astrología es una aliada indiscutible de la filosofía biodinámica.

Hemos degustado A LISA y J ALBERTO, vinos cuidados y pensados, producidos con una enorme ternura, sin bombeo artificial, solo por gravedad.

A LISA 2011, tiene un 90% Malbec, un 9% Merlot y un 1% de Petit Verdot. Mucho color y nada de filtro.

J Alberto 2011, 95% Malbec y 5% Merlot, una belleza de vino, concentrado, en nariz una paleta inmensa de frutas rojas, en boca un verdadero jugo de los dioses. Equilibradosy absolutamente redondo.

Queridos lectores, quien pueda acercarse a los vinos de NOEMIA, no lo dude ni un instante, una vez descorchados, servidos y bebidos, uno tendrá la sensación de no volver a ser el mismo, aunque mas no sea por un breve instante.

Hasta Pronto.

Nico Visne

Twitter: @nicovisne

+ Info:

Vinoteca El Lagar / Edelman 35 / Neuquén / (299) 447-1239

Twitter Facebook Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*