Bio

Nico Visne

Nací en Bahía Blanca. Cerca del mar. Mientras mi abuelo pescaba corvinas mi abuela fritaba cornalitos. Mis primeros recuerdos de una cocina sacrificada y rica tienen que ver con ellos.

Amasar la pasta, descorchar una damajuana, venerar una milanesa con huevos fritos y papas fritas y disfrutar de una pizza media masa con tomate, albahaca y ajo. Una infancia de sobremesas y trepar a los arboles para arrancar alguna fruta del patio.

De adolescente llegué a la Patagonia donde conocí otro tipo de gastronomía y de costumbres.Lejos del mar, me acerqué a los fuegos. Técnicas ancestrales de cocina con otros tipos de carnes y condimentos.

Viví en Buenos Aires donde estudié periodismo y recorrí diferentes salones de cocina, visitando a sus personajes habituales empujado por la curiosidad.

Unos años después volví al sur y me sumergí en el estudio y conocimiento del vino, el terruño, los procesos y la mano del hombre.

Viaje por algunas ciudades europeas recorriendo mercados, bodegas, ferias, bares y fabricas de embutidos y chacinados.

Combine el periodismo con la critica gastronómica buscando las historias detrás de alguna receta o alguna etiqueta de vino.

Actualmente escribo para el diario Rio Negro. Una vez por mes presento en la revista Noche Polar un relato sobre bodegas, productores, cocineros, enólogos y salones de cocina de la Patagonia.

Soy productor de un ciclo de cocina migrante para televisión y de vez en cuando asesoro a restaurantes con su carta de vinos.

Trabajo en radio y adoro el pastel de papas.

Amo cocinar y criticar. Creo que una ciudad sin comida callejera es una ciudad incompleta.

Gracias por estar acá leyendo.

Nico Visne